¿NUEVA IDEA DE INVENCIÓN? ¡8 cosas que debes saber para evitar el fraude en el mundo del desarrollo de productos!

1. Lamentablemente, lo más grande que hay que temer son las muchas compañías de invención fraudulentas que dicen ofrecer ayuda. El problema es tan generalizado que existe una ley real que prohíbe a las empresas engañar a los clientes de la manera en que lo hacen con tanta frecuencia. Aunque esta ley ha ayudado a perseguir a algunas de estas compañías de estafas, el fraude en el negocio de las invenciones sigue siendo una epidemia.

2. Tenga en cuenta cuando una empresa quiera venderle un prototipo virtual. Un prototipo virtual no es lo mismo que un prototipo físico. Un prototipo virtual es simplemente una representación gráfica de su idea. No hay una forma real de determinar si la idea realmente funciona.

3. La realidad es que es extremadamente raro ganar dinero solo de una idea o de un prototipo virtual. Es casi imposible obtener un contrato de licencia (alguien interesado en comprar su producto) a menos que primero vean un prototipo físico y funcional con el que puedan sentir, tocar y jugar.

4. Debe hacer una búsqueda de patentes antes de comenzar a trabajar en un prototipo. No solo descubrirá si su idea de invención ya está disponible, sino que obtendrá información valiosa para que pueda modificar el producto lo suficiente y aún así tener una nueva invención válida y patentable.

5. Un error muy común es escribir una patente inmediatamente después de hacer una búsqueda de patente. Debe esperar para tener primero un prototipo que funcione antes de escribir su patente.

6. Recuerde, la idea de su nuevo producto tiene que ser mejor que cualquier otra cosa en su categoría. El mercado está lleno de productos, y para que el suyo se destaque, debe tener ese “Factor X” especial.

7. Es mejor obtener una opinión independiente sobre las posibilidades de éxito de su nueva idea de producto. ¿Pero con quién hablar? Un abogado de patentes solo le dirá si su idea es lo suficientemente novedosa como para obtener una patente. Un ingeniero de diseño solo le dirá la mejor manera de hacer su producto. Debe obtener una evaluación profesional de una compañía de buena reputación que conozca los costos de comercialización, fabricación y la facilidad de ingreso al mercado. Los evaluadores analizarían todas las variables para ver si hay algún aspecto de su idea que dificultaría la venta. Esto le daría una evaluación honesta de si tiene sentido continuar con su proyecto.

8. La mayoría de las empresas que se anuncian a los inventores obtienen su dinero directamente de los inventores que cobran y no de regalías o ventas de productos. Tenga cuidado con las compañías que quieren dinero por adelantado para licenciar su idea, o para “presentar su idea a la industria”. Esos sofisticados sitios web y campañas de marketing han sido pagados por inventores como usted, que dieron dinero con la esperanza de que algo bueno ocurriera con su producto. Está bien pagar una evaluación profesional, el desarrollo de productos (si necesita ayuda para producir un prototipo que funcione) y el trabajo de patentes, pero otros servicios no tangibles deben analizarse cuidadosamente.

9. Intente verificar la tasa de éxito de la empresa con la que está pensando trabajar. Echa un vistazo a su puntuación Better Business Bureau. Debería ser una A o A +.

10. Aunque es importante ser cauteloso al hablar sobre su idea, tenga cuidado de no ser demasiado cauteloso y evite obtener la información y ayuda necesarias. Si, por ejemplo, está hablando con un comerciante de la tienda preguntando si ha visto algo como su idea, sea lo más vago posible. Si, en cambio, está hablando con un abogado de patentes o una empresa de invención, firme un simple acuerdo de confidencialidad antes de compartir su idea y luego continúe con ella. Tenga en cuenta que se necesita un gran esfuerzo para desarrollar y fabricar un producto. La mayoría de las personas están demasiado ocupadas para robar su idea y gastan cientos de horas y miles de dólares para desarrollarla.

11. Es importante tener algún tipo de propiedad exclusiva de su producto antes de comenzar a negociar un acuerdo de licencia. La forma más segura de proteger su idea de ser robado es presentar una patente de diseño o utilidad. Su otra mejor protección es mantener un diario con fecha, detallado y encuadernado que muestre el progreso de su idea. Firme cada página y pida a otra persona que firme y firme cada página también.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here