Los servicios en la nube pueden ahorrar recursos al expandir el potencial

El crecimiento de las opciones de servicios en la nube significa que los usuarios finales pueden utilizar y consumir recursos informáticos como una utilidad, como la electricidad o el agua, sin tener que comprar y mantener la infraestructura. Esta tecnología se ha expandido al sector privado y también le brinda a las personas la oportunidad de hacer mucho más que nunca en términos de informática doméstica. Además del beneficio económico de solo pagar por lo que se usa, las empresas y los consumidores pueden personalizar sus aplicaciones para satisfacer las necesidades cambiantes y acceder a ellas a pedido.

Antecedentes históricos

El concepto de servicios en la nube, o computación en la nube, se remonta a la década de 1950. Universidades, corporaciones e instituciones similares tenían grandes unidades de mainframe a las que se accedía por terminales individuales para realizar varias funciones básicas de computación. Estas diferentes unidades solo podían comunicarse con la computadora central y no tenían capacidad de procesamiento propia.

En la década de 1970, las grandes empresas habían desarrollado una metodología para permitir que múltiples usuarios accedieran al mainframe al mismo tiempo. Esta práctica de compartir el tiempo, conocida como entrada de trabajo remoto, era más rentable, pero aún requería la compra del hardware y el mantenimiento por parte de un grupo dedicado de profesionales de TI.

A finales del siglo XX, los proveedores de telecomunicaciones comenzaron a desarrollar redes privadas virtuales (VPN) o redes privadas virtuales para satisfacer el rápido aumento del tráfico de usuarios. La capacidad de asignar recursos a pedido permitió un mayor uso del ancho de banda a menores costos para sus clientes. Muchos operadores utilizaron el símbolo para identificar de qué era responsable el cliente y cuál era la responsabilidad financiera de la empresa.

Para el año 2000, la computación en el paisaje virtual se convirtió en una práctica estándar. Las grandes corporaciones comenzaron a pasar de ser propietarios de su hardware y software a modelos de negocios que superaban los enfoques de uso y recursos compartidos para los escenarios informáticos. Amazon.com introdujo el término en el ojo público en 2006 con la introducción de “Elastic Compute Cloud”.

Modelos de proveedor

Hay tres modelos básicos que los proveedores pueden ofrecer para aprovechar este nuevo mundo de la informática virtual:

– SaaS: el software es distribuido por el proveedor a los clientes, a través de una red, a través de Internet. Las aplicaciones de correo electrónico, las redes sociales y otros programas de suscripción de pago por uso son los más comunes y conocidos de este tipo de aplicaciones.

– PaaS: esta versión implica la entrega de sistemas operativos y la programación de soporte a través de Internet sin necesidad de instalación o descargas consecuentes.

– IaaS: el hardware de infraestructura real, como servidores o almacenamiento, se subcontrata a los clientes y se puede acceder a él a través de una red dedicada. Estos tres diseños combinados son conocidos como el modelo SPI.

Tipos de servicios en la nube

La capacidad de usar este nuevo enfoque dinámico para la computación se puede dividir en tres áreas:

– Público: aquí, el uso se vende a pedido al consumidor general por un proveedor externo. El costo se basa en el tiempo y los clientes solo pagan por los recursos reales que utilizan.

– Privado: Dirigido por el centro de datos de una empresa, los procesos de cómputo solo son accesibles para usuarios internos. Este servicio se describe comúnmente como una “intranet”. Además de ser rentables, el Oficial Principal de Finanzas y otros funcionarios financieros pueden obtener una mejor comprensión de los costos relacionados con la administración y el almacenamiento de datos a través de la operación.

– Híbrido: las empresas pueden acceder a la información fuera de sus redes propietarias en coordinación con las funciones internas para aprovechar las aplicaciones externas y al mismo tiempo mantener la seguridad interna mediante la combinación de diseños públicos y privados.

La virtualización de la computación promete la expansión continua de estos productos. Los proveedores han experimentado un crecimiento de hasta el 50% a medida que el movimiento continúa desde el ámbito físico a la dimensión virtual de la operación de la computadora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here