La importancia del cambio cultural en la transformación digital.

Cada vez más empresas buscan transformar digitalmente sus organizaciones para satisfacer las demandas y expectativas cada vez mayores del cliente moderno y técnicamente sofisticado. Pero pocos están preparados para la interrupción interna que esto causa en toda la empresa, por lo que el cambio cultural y la gestión del cambio son tan importantes.

Para que la transformación digital tenga éxito, las empresas deben adoptar metodologías, procesos y prácticas de trabajo ágiles. Convertirse en un negocio ágil requiere un cambio cultural. De manera similar, como la transformación digital está impulsada en gran medida por las demandas y expectativas cambiantes de los clientes, las estrategias centradas en el cliente son una necesidad y el desarrollo e implementación exitosos de estos nuevos enfoques requiere una organización más integrada y fluida.

Sentar las bases de la transformación digital

Las empresas cuyos proyectos de transformación digital fracasan suelen ser culpables de no establecer bases sólidas:

  • Ágil
  • Centrada en el cliente
  • Experiencia Omnicanal

La colocación de estos pilares requiere un gran cambio cultural dentro de la organización y la gestión de este proceso es un desafío. Desafortunadamente, si su organización quiere tener éxito, es inevitable.

Cambio de cultura

Debido a la naturaleza siempre cambiante y en constante evolución del mundo moderno, las empresas necesitan cultivar una cultura de revolución perpetua.

Los días en que las empresas establecieron una estrategia para los próximos 5 años y luego esperaron a que la empresa ejecutara esa estrategia, ya pasaron. Establecer una estrategia de 5 años sigue siendo importante, pero la necesidad de poder girar rápidamente esa estrategia a voluntad será fundamental para el éxito estratégico a largo plazo de la empresa. La mayoría de las empresas, especialmente las grandes y establecidas, son difíciles de cambiar y esta es la razón por la que los nuevos operadores agresivos del mercado pueden barrer e interrumpir digitalmente las industrias, los mercados y las cadenas de suministro. Las empresas establecidas son demasiado lentas para responder y, para cuando han recibido una respuesta significativa, el nuevo participante ha establecido una posición sólida en el mercado y es casi imposible de eliminar. Las empresas deben poder girar rápidamente para responder a los nuevos participantes del mercado y los cambios en el panorama competitivo.

De manera similar, a medida que surgen nuevas tecnologías, las demandas y expectativas de los clientes y otros grupos de interés principales cambian. La hoja de ruta de la innovación que está siguiendo hoy podría haber sido redundante en semanas o meses. La agilidad permite un rápido giro de los planes de desarrollo, una rápida transformación de las estrategias centradas en el cliente y la reingeniería de las experiencias de los clientes omnicanal.

Todos estos casos causan una interrupción en toda la empresa y, con la frecuencia de estas rupturas, una cultura de cambio y revolución constante es una necesidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here