El mundo está al borde de una revolución digital, con la innovación que desactiva la forma en que hacemos todo, desde el uso de dispositivos y dispositivos hasta la realización de transacciones financieras.

Nuevas Clases de Activos

La economía digital está creciendo a un ritmo acelerado en todo el mundo. La economía digital actual se caracteriza por la creación de nuevas clases de activos y la digitalización de los activos tradicionales. Las tecnologías emergentes, como la cadena de bloques, la inteligencia artificial (AI), la Internet de las cosas (IoT) y la impresión en 3D, están jugando una regla fundamental para impulsar este crecimiento.

Las nuevas tecnologías cuentan con activos que tienen el potencial de dominar la economía global en el futuro. Por ejemplo, el blockchain tiene monedas virtuales y tokens cuya popularidad ha crecido exponencialmente en un corto período de tiempo.

Grandes jugadores entrando al juego

La cadena de bloques permite a los usuarios realizar transacciones de forma segura y mucho más rápida que los métodos tradicionales. Las características de la cadena de bloques han atraído a muchas compañías tecnológicas y financieras de primer nivel, como IBM, Oracle, JP Morgan Chase y Boeing. Por ejemplo, IBM recientemente se asoció con Stronghold, una compañía de tecnología financiera, para lanzar una criptomoneda respaldada en dólares llamada Stronghold USD. Esta moneda virtual es un ejemplo de cómo se utiliza la confianza del consumidor en un activo tradicional (en este caso, la moneda fiduciaria USD) para respaldar un activo digital.

También hay ejemplos en los que las empresas están combinando dos nuevas tecnologías para brindar soluciones para el futuro. El gigante aeroespacial Boeing informó recientemente una colaboración con la compañía de inteligencia artificial SparkCognition para desarrollar soluciones de gestión de tráfico que utilizan blockchain para vehículos aéreos no tripulados.

El cambiador de juego

La tokenización de los activos no se limita a los activos tradicionales, como los contratos. El nuevo mercado puede utilizar el valor intrínseco de una amplia variedad de activos para proporcionar tokens de seguridad. La cadena de bloques puede ser un factor diferenciador entre los tokens de seguridad y los valores tradicionales. El uso de contratos inteligentes en la cadena de bloques elimina la necesidad de un intermediario, lo que reduce los costos de transferencia. Esta facilidad de uso de la cadena de bloques tiene el potencial de afectar significativamente el sistema bancario tradicional. También puede eliminar la necesidad de dinero como medio de intercambio, ya que todos los activos son líquidos, están disponibles al instante y son divisibles.

La automatización y la inteligencia artificial ya han dejado su marca en muchos mercados. Los algoritmos de trading han superado a los traders humanos. En el sector de manufactura, las máquinas han tomado muchos de los trabajos realizados anteriormente por humanos.

Necesidad de un nuevo marco

En esta economía que cambia rápidamente, ya no es posible confiar en modelos y métodos tradicionales para tomar decisiones. Para mantenerse al día con los nuevos desarrollos, como DAO, AI, VR, P2P y M2M, es imperativo que desarrollemos un nuevo marco. En otras palabras, debemos ir más allá de los modelos mentales de Munger y concentrarnos en los modelos digitales, como las teorías de redes y los modelos de crecimiento exponencial.

La digitalización de nuestra economía se está produciendo a un ritmo acelerado. Con el tiempo, obtendremos una idea clara de qué desarrollos dominarán esta nueva economía web 3.0, pero está claro que esta revolución económica se está produciendo a escala global.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here