El envío directo se ha vuelto cada vez más popular entre los revendedores que desean construir una presencia minorista sin los gravámenes por no mencionar, el costo de mantener el inventario y administrar la logística de envío. Un modelo de envío directo permite a todos los participantes centrarse en las competencias básicas en lo que solo se puede describir como una situación en la que todos ganan. El dropshipper obtiene ventas adicionales a un margen aceptable, mientras que el vendedor obtiene costos y beneficios de envío en una venta realizada bajo su propia marca.

Si bien el envío directo puede ser un excelente modelo de negocio en más de un sentido, funciona sin problemas solo si tiene cuidado de evitar los 3 M o los errores que se detallan a continuación .

1. Pedidos mínimos: Un dropshipper auténtico es un proveedor de productos al por mayor que estará dispuesto a enviar, incluso pedidos de artículos individuales, directamente a sus clientes sin promocionarlos. marca propia. Cualquiera que insista en cualquier tipo de requisito mínimo tiene su propia agenda que no está en línea con un fabricante o distribuidor real que abandona los barcos. Los márgenes reales de un dropshipper permiten la absorción del costo de envío, mientras que un proveedor que se hace pasar por dropshipper no puede soportar una sola estructura de costos de envío. Naturalmente, como revendedor, es mejor trabajar con el primero ya que hay una mejor alineación de objetivos.

2. Intermediarios: Otro error costoso a evitar es confundir a un intermediario con un remitente. Los intermediarios, como su nombre lo indica, no desempeñan ningún papel excepto aumentar los costos de distribución. No tienen inventario y orden según lo requiera otro distribuidor. Esto significa que ofrecen mayores costos y menor confiabilidad en comparación con un cargador directo con su propio almacén. Esto no solo asumirá los costos de compra, sino que también pondrá en riesgo la calidad del envío de su cliente. En el peor de los casos, el `intermediario en realidad puede robar su base de datos de clientes o tergiversar su buen nombre al ofrecer un mejor precio al cliente final cuyo nombre y dirección conocen. Como precaución, contra este tipo de fraude, visite el almacén del posible remitente, realice un pedido de muestra (en el nombre del cliente) para verificar la calidad y el tiempo de entrega.

3. Cuotas de membresía: Esta es la demanda de dropshipper para cualquier tipo de inscripción o cuota de membresía que generalmente implica alguna fraude en el llamado `drop dropper s end. El envío directo como concepto es simbiótico y proporciona devoluciones tanto al vendedor como al remitente; Si su proveedor de envío y entrega espera una tarifa de inscripción o procesamiento adicional, implica una agenda oculta que puede poner en riesgo su negocio. Como mínimo, indica una dependencia financiera que no augura nada bueno para la sociedad. Si bien muchos remitentes genuinos intentan negociar una tarifa mensual nominal para apuntalar sus ganancias, de ninguna manera debe estar dispuesto a pagar para comprender la estructura de tarifas u obtener otra información.

Una vez que sepa cómo evitar estas 3 trampas comunes, estará bien posicionado para encontrarse como un verdadero cargador directo. Esté atento a las señales a continuación que indican un envío directo genuino.

Un dropshipper ofrecerá un verdadero precio mayorista que le permite a un revendedor obtener una ganancia cómoda. Esto se debe a que son el propio fabricante o la fuente directamente del fabricante.

Un dropshipper no intenta robar a su cliente y no colocará ningún material promocional o colateral junto con el pedido del cliente. Esto se debe a que no están interesados ​​en el comercio minorista: sus puntos fuertes residen en el volumen y la escala de construcción.

Un dropshipper enviará incluso un solo pedido a un solo cliente sin cobrar tarifas mensuales adicionales o compensación. Esto se debe a que su estructura de costos lo permite.

Un dropshipper pondrá el nombre de su empresa en la etiqueta de envío en su nombre. Esto se debe a que no tienen interés en promocionarse en el negocio minorista.

Un dropshipper tendrá acceso a inventario genuino verdadero en su propio almacén. Esto se debe a que son los fabricantes o les compran directamente a ellos.

Un dropshipper no menciona los precios al cliente ni toma dinero de ninguna forma. Esto se debe a que su objetivo es aumentar el negocio de venta total y no necesariamente la expansión minorista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here